banner

Un santandereano se encuentra desaparecido en Valledupar

Escrito por

Andrés Felipe Remolina Ayala, tiene 27 años y se encuentra desaparecido desde el martes 2 de julio, en la ciudad de Valledupar.

Amparo Ayala, su progenitora, afirmó que Remolina Ayala salió de la empresa en la cual trabaja a las 2:30 de la tarde para realizar una consignación en el banco. “Ese día fue enviado por la secretaria de la empresa para que depositara 6 millones de pesos a un Bancolombia en el Centro Comercial Mayales Plaza de Valledupar”, dijo.

Hasta el momento se han presentado tres versiones, según la madre del hoy desaparecido buscaron al taxista que lo transportó y aseveró, “el conductor comentó que lo dejó en la entrada del centro comercial. Después, que lo dejaron en un Easy y la última versión recibida, que mi hijo se quedó en la entrada 7 del centro comercial, que es el ingreso a un hotel”.

Ayala le manifestó a Pública que la secretaria ha realizado averiguaciones sobre el paradero del santandereano pero hasta el momento no hay pistas sobre el lugar donde se encuentra. “La secretaria me dijo que averiguó en el hotel, pero nunca llegó a ese lugar. También, indagó en el terminal pero tampoco compró pasajes”.

La hipótesis que prevalecía era que Andrés Felipe Remolina se había llevado el dinero, por tal motivo, la empresa lo denunció por abuso de confianza.

“Yo conozco a mi hijo y sé que él no me haría algo así. Si él se llevó esa plata  yo quiero que él me llame y me diga, mamá yo las embarré, me gasté esa plata. Pero lastimosamente no sé nada. El silencio es el que me tiene muy preocupada. El conmigo tiene mucha confianza. En estos momentos, quiero recibir una llamada con ese comentario, sería mi tranquilidad, porque estamos en un país donde desaparecen personas y así se quedan”,  expresó Amparo Ayala.

Su estado actual en la empresa

Andrés Felipe Remolina Ayala había presentado depresión y estrés, es así, como en varias ocasiones le manifestó a sus familiares que se sentía aburrido y que no quería continuar más en Valledupar, pero sin oportunidades laborales en Bucaramanga, debía seguir trabajando en la Capital Mundial del Vallenato.

En 2018 Andrés Felipe tuvo un accidente de trabajo, actualmente, está en un proceso de indemnización laboral. “Él tuvo una cirugía en la pierna. Antes del accidente era operario de montecargas y se encargaba de la bodega. Luego, se dedicó a las labores administrativas”, enunció su progenitora.

Según su familiar, Remolina Ayala en varias oportunidades tuvo la intención de renunciar, pero el abogado que lleva el proceso le recomendó que no lo hiciera, la mejor decisión era solicitar el traslado a la ‘Ciudad Bonita’, teniendo en cuenta, que no se encontraba bien de salud por la hipertensión y depresión.

“Nosotros realizamos la carta para solicitar el traslado, pero la empresa nunca nos respondió. A mí me genera la duda, hasta donde tengo entendido, él no debía realizar consignaciones de altas sumas, pero según la secretaria él también tenía esa responsabilidad y todos los requerimientos que necesitara la organización”, concluyó la madre.

Actualmente, Amparo Ayala se encuentra en la ciudad de Valledupar para buscar a su hijo con el acompañamiento del Gaula y la Sijín. “Vamos a ir al centro comercial porque nos dieron varias versiones del lugar donde lo dejaron. Revisarán cámaras tanto del centro comercial como de la empresa para saber si efectivamente él salió del lugar de trabajo”, expresó.

Categorías de artículos:
NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *