banner

“Vacúnalos hoy y serán los superhéroes del mañana”, una campaña de la Secretaría de Salud y Ambiente

Escrito por

La Secretaría de Salud y Ambiente de Bucaramanga, adelanta actividades de prevención contra el sarampión. Con el fin de dar cumplimento al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), se está realizando un “barrido documentado en las comunas 5, 14 y 16 de Bucaramanga”, haciendo un cubrimiento a los barrios vulnerables de la ciudad.

La actividad está dirigida especialmente a niños menores de 11 años, que no hayan recibido de manera completa el esquema de vacunación con Triple Viral. Según la página oficial de la Alcaldía, la actividad consiste en que personal especializado y profesionales de la salud, visiten a las familias casa por casa “captando y vacunando a la población que por falta de tiempo, renuencia, enfermedad, desconocimiento de la vacunación, difícil acceso a los servicios de salud, entre otros, no ha sido vacunados”.

Silvia Eréndira Valois Carrasquilla, quien es profesional de la medicina general, en entrevista con Pública, explica que las vacunas ayudan al cuerpo a generar defensas contra las patologías: “al recibir la vacuna se generan anticuerpos. La principal función de las vacunas es proteger al cuerpo humano frente a determinadas enfermedades. Una persona que no recibe el esquema de vacunación es más propensa y está notablemente más expuesta a contraer diferentes virus. Incluso, en el caso de los famosos ‘movimientos antivacunas’, se puede hablar de una grave consecuencia como lo es el regreso de enfermedades que se creían extintas”.

Dra. Silvia Eréndira Valois Carrasquilla
Médico Interno

Según la ciencia, un ejemplo de este “regreso de enfermedades”, podría ser el sarampión. En el año 2000 el sarampión se declaró erradicado en grandes países como Estados Unidos. Pero a partir del 2010 y hasta el 2018 se reportaron casos nuevos de contagio a nivel mundial. Se puede concluir que más que erradicar virus (como el sarampión), las vacunas logran que se mantengan bajo control.

En el caso de Colombia, luego de 15 años sin la presencia de este virus, en el 2018 se reportaron 149 casos de sarampión confirmados. Cabe resaltar que el primer caso reportado fue el de un bebé proveniente del extranjero.

Por otra parte, el pasado viernes 24 de mayo, se llevó a cabo en Bucaramanga la segunda jornada municipal de vacunación, dirigida a niños menores de seis años. Esta jornada tuvo como lema “vacúnalos hoy y serán los superhéroes del mañana”. Contó con 16 puntos de vacunación entre colegios y hogares de bienestar ubicados en la capital santandereana.

En la jornada del pasado viernes, se aplicaron “biológicos contra 26 enfermedades diferentes como sarampión, poliomielitis, tosferina, tétano, fiebre amarilla, hepatitis B, influenza estacional y rubeola, entre otras”, según se corrobora en la página oficial de la Alcaldía.

Al respecto, la profesional de la salud Silvia Valois, nos aclara que además del sarampión, en el esquema colombiano existen 21 vacunas que previenen 26 enfermedades diferentes: “si estas peligrosas enfermedades se logran mantener bajo control y luego por la ausencia de vacunación regresan, pueden mutar; es decir, se pueden volver más resistentes a los fármacos. Debemos tener presente que las vacunas son un avance para la ciencia de la medicina, ayudan a controlar y mantener aisladas muchas enfermedades, alejando del riesgo a los seres humanos”.

Categorías de artículos:
SALUD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares